El Museo del Queso, que sumó 30.900 visitas en 2007, será remodelado antes del verano

Los trabajos comenzarán después de la Semana Santa y obligarán a cerrar la cueva-exposición durante, al menos, dos meses

El Museo del Queso, ubicado en Arenas de Cabrales, será remodelado en los próximos meses. Las obras comenzarán después de las vacaciones de Semana Santa, supondrán una inversión de 130.000 euros y concluirán antes del verano, según las actuales previsiones. El museo, que sumó 30.900 visitas el año pasado, es uno de los principales atractivos turísticos del concejo. La idea es remozarlo para darle «más misterio».

Arenas de Cabrales,

Rebeca AJA

En Cabrales hay una visita ineludible que el año pasado realizaron 30.900 personas. La de la cueva-exposición del queso de Cabrales, que va a ser remodelada antes del verano. Este museo bajo tierra figura entre los más visitados del oriente de Asturias y esto «justifica» la remodelación que ahora se pretende. Lo afirmaba ayer el presidente del Consejo Regulador del Cabrales, José Bada, durante la presentación de un proyecto que quiere adaptar la forma de contar la tradición que rodea a este producto artesano a los nuevos tiempos, como hace décadas los propios queseros adaptaron los procesos de elaboración a las exigencias del mercado sin que este manjar perdiera carácter artesanal y mejorando su calidad. La Fundación para la Promoción y Difusión del Queso de Cabrales impulsa la remodelación de la cueva-exposición ubicada en la localidad de Arenas de Cabrales, junto al río Cares, que comenzará después de Semana Santa y estará lista para la temporada de verano. Serán dos meses de intenso trabajo que obligarán a mantener cerrado al público el museo. El presupuesto rondará los 130.000 euros, cofinanciados por la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural y el Consorcio del Oriente, a través del programa «Leader».

El proyecto lo ha redactado la empresa DDECO con la intención de «dar misterio a la visita», explicaba ayer su responsable, José Díaz. Uno de los «fallos» de la exposición actual, que pretende corregir la nueva, es evitar que el visitante descubra de un solo vistazo todo el contenido de la cueva. Hay que generar expectación y, para ello, se crearán nueve zonas temáticas, parte de las cuales se mostrarán en una exposición central mediante un gran panel.

Iluminación y sonido cobrarán importancia, ya que marcarán la transición de una zona a otra. A modo de introducción, a la entrada de la cueva habrá un área de información general; después, la primera zona temática, llamada «Queso y paisaje», mostrará productos y paneles que expliquen con fotografías y textos breves la geografía y geología de Cabrales y su relación con el queso; el área «Queso y paisanaje» aludirá a la vida de los lugareños, a las labores agrícolas y a las costumbres; la cuarta zona estará dedicada a las tres cabañas presentes en la elaboración del Cabrales, se llamará «Ganado» y contendrá imágenes de vacas, cabras y ovejas, así como utensilios para el manejo de los animales; el panel central, donde se irán ubicando estas primeras áreas temáticas, contará con una denominada «zona giro» que resumirá en imágenes los elementos expuestos; «Fabricación y elaboración» contará cómo los queseros obtienen este manjar azul a partir de leche cruda; la visita a la «Cueva-sótano» precederá a la «Cabaña». El área que recreará este espacio se reducirá respecto a la recreación que se expone en la actualidad para hacerla lo más real posible; la última zona, «Utensilios» mostrará al visitantes aperos de labranza. La Fundación del Cabrales fue pionera en que el queso fuera algo más que una producción.

03/2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *