El mercado de la carne de cabra para Chile

Las estadísticas internacionales de FAO y USDA muestran que la carne de cabra es ampliamente consumida en el mundo y que representa alrededor de un 5% del consumo de carnes rojas, lo que significó más de 3,5 millones de toneladas anuales en 1997.
Fundamentalmente la producción y consumo se realiza en los países subdesarrollados, los que representan el 97% del volumen total de ambas variables.

El comercio internacional de carne de cabra alcanza a 22.000 ton, lo que significa un 0,6% de la producción mundial lo que, a nuestro juicio, lo transforma en un mercado altamente inestable por su marginalidad, a pesar que en los tres últimos años de estadísticas conocidas, ha sido estable.

El principal exportador de carne de cabra es Australia que cubre un 59% del volumen total y cuyas exportaciones son a partir de “feral goats” o cabras salvajes. En la literatura se registran algunos intentos de industrializar la producción australiana a través de la mejora genética de los rebaños.

Cabras

El precio actual de exportación por menor (un container de 20  toneladas), Fob Sidney es de US$ 2.2 por kilo congelado.

También existe un volumen de comercio de ganado en pie para mataderos que alcanza a 2.800.000 cabezas equivalentes a 33.000 toneladas de carne.

Corderos_Cad1

Los grandes importadores de carne y de ganado en pie son los Países Arabes, quienes no consumen carne de cerdo, siendo Kuwait el mayor importador neto de carne, y Arabia Saudita el más grande importador de ganado en pie, debido principalmente a que por razones religiosas prefieren faenar su carne.

La carne de cabra se consume en el mundo subdesarrollado por tradiciones y hábitos, sin duda motivados en la disponibilidad que desde antiguo ha existido de este animal, que fue de los primeros domesticados, y cuyas características de rusticidad y resistencia lo hacen adecuado a economías pobres.
La demanda en los países desarrollados está dada por las poblaciones de inmigrantes desde países subdesarrollados y la manutención de sus tradiciones, y por la moda de las comidas étnicas, cada vez más comunes en dichos países.

En Francia existe un mercado más sofisticado, que se origina en la crianza y engorda de cabritos procedentes de rebaños lecheros. La carne se comercializa regularmente en supermercados y tiene un buen posicionamiento entre los productos de más valor.

La carne de cabra tiene un menor contenido en grasas saturadas que las demás carnes rojas y aún menor que la carne de pollo. Este hecho podría motivar un aumento en el interés por su consumo en los países de mayor ingreso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *