El mejor queso parmesano tiene aroma quad-core

Desde hace ocho siglos se da forma artesanalmente a uno de los alimentos italianos con más solera: el queso Parmigiano Reggiano, supervisado por el CRPA (organismo de control de calidad), que ha multiplicado la seguridad y velocidad en sus procesos gracias a la tecnología vpro y los servidores basados en Intel Xeon Quad-Core 7300

En un marco regional en el que se enclavan las ciudades de Bolonia, Módena, Parma, Regio Emilia y Mantova se produce uno de los quesos más

conocidos del mundo: Parmigiano-Reggiano, un El mejor queso parmesano tiene aroma quad-coreplacer lácteo que se mantiene como esencia de la gastronomía italiana desde el siglo XIII. La finca Hombre, muy cerca de Módena, sirve de ‘centro de operaciones’ y alberga parte de las 270.000 vacas repartidas en 4.414 granjas de toda Italia, cuya leche (un 15 por ciento de la producción total del país alpino) se destina a la elaboración de este producto.

Como reza el lema de Parmigiano-Reggiano: ”No se fabrica, se hace”. El queso permanece almacenado 24 meses antes de su venta al público y se precisan 16 litros de leche para conseguir un kilogramo de este manjar; una leche ordeñada dos veces al día de unos animales que se alimentan únicamente de pastos de su región de origen, quedando totalmente prohibidos en su dieta los piensos de origen animal.

A primera vista podría parecer que en este marco de tradición poco espacio puede quedar para la tecnología, pero nada más lejos de la realidad, ya que las TI son unas de las principales responsables de que estos quesos continúen alcanzando cotas de calidad comparables a su fama.

El Centro de Investigación de la Producción Animal (CRPA, en sus siglas en italiano) se basa precisamente en el progreso tecnológico para garantizar las propiedades de los alimentos provenientes de la ganadería, así como el máximo respeto al medio ambiente. El análisis de la climatología y el impacto ecológico de las explotaciones agrícolas son algunas de las tareas de este organismo, que cuenta entre sus principales clientes al Consorcio Parmigiano-Reggiano.

El CRPA ha confiado en la tecnología vPro de Intel, que proporciona un plus de seguridad en los PCs utilizados en sus oficinas por los técnicos de laboratorio y por los responsables de TI de las granjas que trabajan diariamente con ellos. “Sobre estos PCs corren aplicaciones antivirus y sistemas que impiden que el equipo sea utilizado por una persona no autorizada, se realizan diagnósticos avanzados en red que evitan fallos de hardware”, explica Tiziano Bettati, CIO del CRPA. “Se ha mejorado el tiempo de recuperación de caídas y la satisfacción del cliente, al acabar con el anticuado e incómodo sistema de soporte por teléfono”, indica. “Los clientes nos decían: ‘el ordenador no funciona’ y desde aquí era complicado saber si era problema de una aplicación como Excel o de nuestro propio sistema; algo que ya no ocurre gracias a la facilidad de monitorización que confiere la plataforma vPro”.

Precisión y fiabilidad

El organismo regulador dispone de dos servidores dedicados entre otras funciones a la simulación y predicción meteorológica, a partir de 486 puntos regionales, lo que supone un total de 3.042 simulaciones diarias. La certificación de origen que proporciona el regulador al queso Parmigiano Reggiano se realiza a través de una base de datos que almacena 2,2 millones de análisis de leche al año (con el fin de evitar epidemias) y de una segunda, destinada a las predicciones meteorológicas. El trabajo del CRPA mejorará ostensiblemente con la migración, ahora en fase de pruebas, a un nuevo servidor con cuatro procesadores Intel Xeon Quad-Core 7300, con lo cual han reducido el tiempo de respuesta a sus clientes en cinco veces, optimizando la consolidación de la información, según Bettati.

Los modelos de previsión del tiempo son importantes para los agricultores, que con tres días de antelación planean su trabajo en función de nuestros datos, lo que garantiza una mejor gestión de los fertilizantes o pesticidas y una mayor calidad de los pastos. “Las recomendaciones no son las mismas para la región de Emilia Romagna que para otras y esto es muy importante”.

“Nuestra relación con Intel es un claro ejemplo de cómo tradición e innovación pueden ser combinadas”, subraya el presidente del Consorcio Parmigiano Reggiano. “Con esta tecnología permitimos a nuestros ganaderos ser más rápidos en la gestión de sus procesos de producción, compartiendo entre todos una mayor eficiencia en el sistema”.

CRPA cuenta en su infraestructura con un servidor de base de datos Novell SuSE Linux con Postgre SQL, que soporta toda la información a la que los clientes del organismo regulador acceden a través de Internet. Al servidor de base de datos se accede vía ODBC con una aplicación cliente escrita en Borland Delphi, instalada sobre un PC, que ejecuta el cómputo y registra las salidas de información desde la base de datos.

El CIO de CRPA comenta que el proyecto de colaboración con Intel comenzó hace cinco años y desde 2004, los asesores del organismo ubicados en Bolonia trabajan con un HP ProLiant ML330 G3, con 2 Gb RAM. La aplicación de cliente está instalada en un servidor con bi-procesador Intel Xeon, sobre el que corre el sistema operativo Windows Server 2003.

“Cada día el sistema importa la información meteorológica y la procesa automáticamente. Durante la noche, los modelos de evaluación operan entre cinco y ocho horas para ajustar las previsiones con el balance histórico. A la mañana siguiente, los técnicos validan los resultados y nos los envían a nosotros para que podamos publicarlos y los clientes accedan a ellos por Internet”, en palabras de Bettati, que asegura que este trabajo es mucho más fácil desde que cuentan con las ventajas de vPro, que les abre las puertas de la virtualización.

“Si algunos datos están incompletos o ha ocurrido algún problema con una previsión se tiene que hacer el cálculo de nuevo y, a veces, es un momento crítico”, sostiene el CIO. “Nuestra infraestructura dispone de un servidor idéntico al de Bolonia y cada día replicamos todos los datos y modelos meteorológicos”.

La configuración estándar utilizada durante los ‘benchmark’ ha sido la del servidor ProLiant HP ML330 G3, con 2 Gb de RAM. Durante la fase de pruebas, la importación y proceso de los datos permaneció desactivada y se trabajó con un cliente servidor dedicado a los test HP nx6110, 2 Gb RAM, con sistema operativo Microsoft Windows XP Professional, que mostraron unos tiempos de ejecución comparables a los obtenidos en Bolonia, según explica Bettati.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *