El grupo de trabajo del oso analiza las medidas compensatorias

El sector de ovino critica que no se distinga entre ovejas, que son las atacadas, y vacas

El grupo de trabajo del oso valoró ayer las medidas propuestas desde Medio Ambiente del GA por la presencia de ese mamífero en el Pirineo, con una inversión prevista para este año de más de 1,5 millones, aunque hubo críticas por parte del sector del ovino al considerar que no se hace distinción entre los que son hasta la fecha los verdaderamente afectados por los ataques de los plantígrados (pastores de ovejas) y los propietarios de ganado vacuno.

HUESCA.- De los más de 1,5 millones de euros que va a invertir este año el Departamento de Medio Ambiente del GA para la conservación del oso, más de un millón se refieren a medidas agroambientales y ayudas a la ganadería. Un total de 650.000 euros se prevén destinar a una orden que se quiere aprobar próximamente para la concesión de ayudas excepcionales para compensar los costes indirectos causados a las explotaciones ganaderas durante el 2006 en las zonas de presencia del oso. Tiene carácter retroactivo, con aplicación y valoración de lo ocurrido el año anterior.

Sobre esas medidas informó ayer en Huesca el director del Medio Natural, Alberto Contreras, en la reunión del grupo de trabajo del oso que las valoró aunque surgieron críticas por parte del sector del ovino al considerar que las ayudas deberían distinguir a los que hasta la fecha son los verdaderamente afectados por los ataques de los plantígrados (pastores de ovejas), dotándoles de una mayor retribución económica, de los propietarios de ganado vacuno.

“Los del ovino nos sentimos un poco discriminados porque los ataques van dirigidos a las ovejas y en las ayudas agroambientales cobran igual las vacas que las ovejas y en la orden que se va a aprobar igual, 30 euros por vaca y siete por oveja, y, sin embargo, en el ovino se aumentan los gastos por mayor vigilancia o porque tienes que poner pastores eléctricos, etcétera”, explicó Maximino Portaña, representante de Uaga en ese grupo y ganadero de ovino en la comarca de la Jacetania. Remarcó que, a los costes económicos producidos por los ataques, hay que añadir los daños morales. “No estás tranquilo porque puedes llegar al día siguiente y encontrarte con un desaguisado de mucho cuidado en el ganado”.

Alto Aragón – Aragón,Spain 23/06/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *