El Gobierno de Irlanda

La Ministra de Agricultura y Alimentación irlandesa, Mary Coughlan, anunciaba recientemente un paquete de medidas para apoyar al sector ovino y asegurar su futuro, ya que lo considera de gran importancia para preservar la economía rural, el paisaje y el medioambiente en Irlanda.

La financiación de parte de estas propuestas se encuentra vinculada al Programa de Desarrollo Rural, que está actualmente siendo estudiado por la Comisión Europea para su aprobación, mientras que las restantes, se financiarán con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para 2007.

Tradicionalmente, los ganaderos de ovino vienen siendo los principales beneficiarios del REPS. En la actualidad, ya hay unos 22.000 dentro de dicho programa y se espera que la cantidad aumente con el nuevo REPS, hasta alcanzar el 80% del total.

Las medidas suplementarias que el nuevo REPS incluye para el sector ovino y que ya han sido presentadas a la Unión Europea, tienen por objeto apoyar los pastos mixtos de ganado ovino y bovino para beneficiar tanto al desarrollo del sector como al medioambiente. Los pastos mixtos permiten proteger mejor la biodiversidad y el paisaje tradicional. Además, este sistema de gestión, permite la existencia de una mayor diversidad de hierba con un incremento de la flora y fauna. También contribuye al bienestar animal, ya que la rotación de los pastos o los pastos mixtos reducen la presencia de parásitos en el estómago de los animales.

La finalidad de esta medida es alentar a los ganaderos para que permanezcan en el sector y para que se preparen para una fuerte y continuada competición con otras carnes.

La ayuda prevista es de 50 euros por hectárea, hasta 20 hectáreas. El productor que se acoja a esta medida adicional del REPS, mantendría las cantidades de ovejas equivalentes, al menos, a 3 ó 4 ovejas por hectárea elegible. Todos los agricultores que posean ovejas pueden beneficiarse, pero aquellos que dispongan de tierras comunales sólo podrán solicitarlo en relación con sus tierras verdes. El agricultor que posea al menos 20 hectáreas de lowlands (tierras de poca altitud) y tenga un mínimo de 70 ovejas y 3 vacas recibirá un máximo de 1.000 euros por año.

Con esta medida, se aumentará el pago medio de REPS, para los ganaderos ovinos que se acojan a la nueva propuesta, en más de un 30%. El pago adicional que recibirán los ganaderos de ovino proveniente de esta nueva medida, será de más de 14 euros por oveja, hasta 70 ovejas.

El montante global destinado a financiar esta medida es 28 millones de euros por año, es decir, 168 millones de euros hasta 2013.

Se ha impedido a algunos ganaderos de ovino con tierras comunales y relativamente baja densidad ganadera, que aumenten la cantidad de ovejas durante el período de referencia, a la espera de la publicación de los planes para tierras comunales. En 2005, se creó una categoría especial para estos ganaderos en la Reserva Nacional, bajo la cual, unos 500 ganaderos de ovino de montaña recibirán 400.000 euros anuales o 2,8 millones de euros durante los próximos 7 años.

Adicionalmente, se ha incluido una categoría especial en la Reserva Nacional de 2007 para los ganaderos cuyos pagos únicos existentes sean menores de 6.000 euros, que al menos el 40% de sus pagos únicos deriven de pagos directos asociados con producción ovina durante el período de referencia y cuyos derechos individuales sean inferiores a la media de la División Electoral del Distrito (DED). El límite máximo aplicable a cada asignación será de 1.000 euros. Se calcula que unos 7.500 ganaderos de ovino recibirán más de 6 millones de euros anuales, según la nueva medida de la Reserva Nacional, ó 42 millones de euros durante los próximos 7 años.

Eurocarne – Madrid,Spain
13/06/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *