El Gobierno de Aragón extiende el servicio de recogida de cadáveres de animales a toda la comunidad

La empresa pública Sirasa encargada de la prestación del servicio, tiene previsto recoger y, por lo tanto, dejar de enterrar en suelo aragonés 70 millones de kilos durante 2006 procedentes de los cadáveres de todas las especies ganaderas.

El servicio público de recogida y transporte de cadáveres animales en explotaciones ganaderas se extenderá a todo Aragón a partir del próximo 2 de febrero.

Durante el 2005, el servicio público se realizó en doce comarcas aragonesas (Cinco Villas, Ribera Alta del Ebro, Valdejalón, Zaragoza, Ribera Baja del Ebro, Campo de Cariñena, Campo de Belchite, Hoya de Huesca, Monegros, Bajo Cinca, La Litera y Bajo Martín). El pasado 2005, SIRASA recogió casi 19 millones de kilos y unos 900.000 animales mediante casi 82.000 avisos.

Más del 80 por ciento de los ganaderos de estas doce comarcas aragonesas suscribió el seguro obligatorio para poder beneficiarse de este servicio público. Hay que tener en cuenta que en el 20 por ciento restante de ganaderos se incluye a todas las explotaciones que están exentas de esta obligación, en concreto: las explotaciones de ovino y caprino con menos de 400 animales; las explotaciones de conejos con menos de 400 reproductoras; las explotaciones de aves con menos de 15.000 plazas de broiler y 20.000 ponedoras.

El Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón destinó durante 2005 una partida de un millón de euros para sufragar la compra de contenedores y fue una de las Comunidades Autónomas que más rebajó las primas de los seguros agrarios de todo el país, de tal forma que los ganaderos aragoneses sólo tuvieron que pagar el 16% del coste total del seguro (el Ejecutivo autónomo y la Entidad Nacional Estatal de Seguros Agrarios -Enesa- subvencionan el 84% del coste).

La empresa pública Sirasa tiene en funcionamiento una centralita telefónica de avisos de lunes a sábado (976 20 70 60) a la que llaman los ganaderos aragoneses cuando tienen bajas en su explotación. SIRASA garantiza un plazo máximo de recogida de 48 horas desde la recepción de la llamada en la centralita de SIRASA hasta la retirada de los animales.

Los animales muertos se almacenan en contenedores o en refrigeradores y se recogen por los camiones de Sirasa. Estos vehículos tienen unas condiciones higiénico-sanitarias especiales y son limpiados y desinfectados después de cada carga y descarga.

Una vez recogidos los cadáveres en las explotaciones ganaderas, los animales muertos se transportan hasta una de las industrias de transformación autorizadas en Aragón (Muel -Zaragoza- y Zaidín -Huesca-).

Para prestar este servicio público, Sirasa contará en 2006 con más de 120 trabajadores entre camioneros, personal administrativo y veterinarios. Además, tiene cuatro centros logísticos desde los que salen cada día los camiones y en los que se procede a su limpieza y desinfección continua en Casetas (Zaragoza), Huesca, Tamarite de Litera (Huesca) y Perales de Alfambra (Teruel).

En estos momentos, la empresa pública SIRASA cuenta con 46 camiones de recogida, una flota que se completará hasta los 63 camiones en primavera, a medida que el servicio se extienda por las 33 comarcas aragonesas.

diariodigitalagrario.net – Sevilla,Spain 19/01/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *