El ´Beato de Tábara´, de San Martín, servirá 1.000 quesos al mes a tiendas de los aeropuertos de Japón

La visita que efectuaron a la fábrica periodistas y empresarios de Tokio en junio del año pasado, clave para el acuerdo con la compañía aérea nipona

CELEDONIO PÉREZ. La quesería “Beato de Tábara”, ubicada en la localidad de San Martín, ha firmado un acuerdo con la empresa japonesa Jalux, ligada a la compañía aérea de Japón (Japan Airlines), en el que se compromete a servir todos los meses, a partir del próximo marzo, mil piezas de queso elaborados con leche de cabra.
La firma Jalux tiene abiertas tiendas de productos de calidad en las terminales aéreas de Japón, pero también en otros aeropuertos del mundo, por lo que los derivados lácteos elaborados con leche cruda de cabra en Zamora pasarán a venderse en numerosos países.
«El acuerdo es muy importante para nuestra fábrica -resalta Santiago León Lucas, uno de los responsables de “Beato de Tábara”-. El producto va a estar en un escaparate inigualable, precisamente en unas tiendas que son visitadas diariamente por miles de personas. Y, además, en un ámbito marcado por la calidad, porque en estos comercios los alimentos que se venden están todos adjetivados con un marchamo de exquisitez».
En el acuerdo con la compañía de distribución japonesa ha tenido un gran peso la visita que efectuaron a la quesería zamorana una delegación de periodistas y empresarios de Tokio.
El 27 de junio de 2007 recorrieron las instalaciones de la fábrica láctea, radicada en San Martín de Tábara, el propietario de una cadena de hoteles y restaurantes japoneses de turismo rural, varios periodistas y fotógrafos nipones, así como un técnico de Comercio Exterior y Promoción de Excal. Quedaron muy satisfechos del producto y en los últimos meses han publicado varios reportajes y reseñas aludiendo a la visita.
“Beato de Tábara” comercializa queso en Japón desde septiembre de 2006, pero va a ser ahora, con la distribución del producto en las tiendas de los aeropuertos nipones, cuando la cantidad vendida va a tener «realmente importancia», según Santiago León. El compromiso para servir entre ochocientos y mil unidades de queso de medio kilo cada una va a forzar a un incremento considerable en la producción de la fábrica de la comarca tabaresa.
“Beato de Tábara” vende también sus quesos en Inglaterra y en las 58 tiendas del Club de Gourmets de “El Corte Inglés”. Su aceptación en los mercados de productos de calidad está siendo muy grande. El hecho de mantener un sistema de cierre del ciclo productivo garantiza el mantenimiento de la calidad. Así, esta quesería es propietaria, además, de un rebaño de más de mil cabras, que surten de leche a la fábrica. Los animales son controlados de una forma especial a lo largo del año lo que hace que el producto lácteo que se transforma presente unas condiciones organolépticas difíciles de superar. La quesería de San Martín de Tábara echó a andar en 2001. Entonces Santiago León Lucas empezó la andadura con 300 cabras y una producción de 120.000 litros de leche al año. Hoy su marca es muy conocida y sus hijos Israel y Santiago están también detrás de ella. El futuro de la marca está asegurado.

Paraíso de la calidad y la exquisitez
La provincia de Zamora está en disposición de competir, con ventaja, con el resto de provincias españolas, en productos y alimentos de calidad. Atesora un amplio ramillete de producciones amparadas con marchamos de exquisitez. Tres denominaciones de origen de vino (Toro, Tierra del Vino y Arribes), otra de queso, indicaciones geográficas que protegen el vino y el pimiento de Benavente, el garbanzo de Fuentesaúco, el lechazo autóctono, marcas de calidad de la ternera de Aliste, harina tradicional, chorizo… Productos tan cualificados como el espárrago de la Guareña, la miel de Sanabria, el pan artesano… Pero es, seguramente, en derivados lácteos donde la ventaja es mayor. Con ellos está levantando un imperio “donde no se pone el sol”. El queso zamorano con D.O. está en las mesas más exquisitas del mundo. El “Señorío de Montelarreina” es el queso más galardonado del mundo. Están también los derivados de leche de cabra, exquisitos: el que protagoniza la noticia de esta página, el de Fornillos de Aliste, el que elabora la cooperativa de Benavente Calporc, un lujo al alcance de todos, del que todos los zamoranos debemos sentirnos orgullosos.

La Opinión de Zamora – Zamora,Castilla y León,Spain Enero 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *