El 3% del queso artesanal zuliano

ALERTA. EN El 2006 hubo 31 personas afectadas por bacteria que transmite el ganado
Texto: Marielys Zambrano Lozada
Este año no registran contagio en humanos. Se adquiere por el consumo de productos lácteos. Desde Fedenaga proponen un plan de acción para incentivar al productor a mantener controles sanitarios.
Cabimas

Cifras que maneja la coordinación de Higiene de los Alimentos y Zoonosis en el Zulia, a cargo del médico veterinario Jhonny Chollec, reflejan que alrededor del 3% de la producción de queso artesanal en el estado proviene de leche cuyos animales están contagiados con brucelosis.

Similar cifra podría proyectarse a escala nacional. Esta enfermedad es causada por la bacteria Brucella, la misma que infecta, entre otros, al ganado bovino o caprino, y se transmite al humano cuando consume sus productos lácteos, por citar un modo de contagio.

“En la fabricación de quesos artesanales, a veces, se dejan de lado los controles sanitarios. Allí está el problema”, dice Chollecc.

Aunque en el 2006, 31 zulianos contrajeron la bacteria —y se considera que existen subregistros—, las cifras de Epidemiología Regional, despacho a cargo de Nellys Barboza, muestran que para el 2007 no se contabiliza ningún caso.

“No hay reportes en el Zulia de que la enfermedad haya alcanzado a humanos en estos meses. El año pasado sí”, dijo.

Pese a ello, el veterinario Estervinson Barroso, jefe de Higiene de los Alimentos y Zoonosis en Cabimas, advierte que hay subregistros tanto en animales como en humanos.

“Hay que admitir que existen fallas en el control. Están a nivel de las inspecciones en queseras y que no hay una relación continua entre el Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (Sasa), los productores y el Ministerio de Salud”.

Revisando

“Me encantan las cuajaditas. Las compro en la Lara Zulia. ¡Creo que no me he enfermado de eso!”, dice el vecino Orlando Mata.

La vulnerabilidad al contagio en el ciudadano común se mantendrá mientras exista la bacteria en las fincas de la región.

El veterinario Chollecc explica resultados del estudio que realiza en Machiques acompañado de representantes de empresas lácteas y ganaderos: “Revisamos 750 fincas y encontramos que el 24% de ellas tenían algunos animales con brucelosis. Es Machiques el mayor productor de leche en el Zulia, aportando el 40%”, enfatizó.

En la Costa Oriental la experiencia del médico veterinario privado Carlos Carrasco recoge estadísticas similares: “Trabajo en Lagunillas donde atiendo unas 25 fincas al año. Examino alrededor de nueve mil reses. Encontré que el 10% de ellas estaba infectado con brucelosis. Para cumplir con el plan sanitario nacional, debieron ir a matadero”.

Maticolca es el único matadero de la subregión. Allí no contabilizan los sacrificios por brucelosis, dice el directivo Luis Rotta, ya que es tarea de las autoridades sanitarias llevar los registros, aunque consultados sus representantes, tampoco los entregaron.

Vacunar preventivamente cada animal cuesta unos 9.000 Bs. Aún así, los pequeños productores no se arriesgan a solicitar monitoreos al Sasa porque, de tener animales contagiados, serían sacrificados por no existir cura.

“La pérdida nos sale en millón y medio o dos millones de bolívares. Ninguna autoridad nos repone eso”, dice bajo el anonimato uno de los productores.

El único estado del país catalogado como ejemplo en el control de brucelosis es Portuguesa, según cita el veterinario Manuel Heredia, vicepresidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga).

“El Zulia tiene controles en tuberculosis, pero no en brucelosis. Generalmente se piden las pruebas sólo cuando se necesita la guía para el traslado del animal”. El Gobierno nacional a través del Sasa aplica el programa contra la brucelosis bovina manteniendo registros y dictando charlas, sin embargo, el directivo propone contribuir a solventar el problema con vacunación gratuita de novillas para los pequeños productores —que son los que no llevan controles sanitarios estrictos—, y crear un fondo de compensación para el productor a quien le sacrifiquen reses, bien sea a través de la sustitución del animal infectado o financiando la adquisición de otro.

Panorama Digital – Maracaibo,Venezuela 30/10/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *