Dos arruis por cada cabra montesa

 

Cabra_montés_2

Las cifras no son exactas, pero sí permiten concluir que, actualmente, viven en la Región el doble de arruis que de cabras montesas. El Servicio de Caza y Pesca de la Consejería de Desarrollo Sostenible calcula que el número de cabras hispánicas es ahora de unas 1.000, por 2.000 el de arruis.

¿Cómo se calculan estas cifras? Por el método del avistamiento directo, y multiplicando después por dos la cantidad obtenida. Este sistema puede ocasionar variaciones arriba o abajo, pero el resultado final se ajusta bastante a la realidad. El censo anual de cabra montesa, que se realiza siempre en otoño a cargo de los agentes forestales, concluyó este año con 497 ajemplares avistados, lo que permite suponer que hay alrededor de mil montesas.

 

 

Por lo que respecta al arrui, Juan de Dios Cabezas tiene el dato de la reserva de caza casi al detalle -unos mil ejemplares-, y calcula que en el resto de la Región pueden vivir otros mil, con lo que su número doblaría al de cabras hispánicas.

Saltar la valla

La Consejería de Desarrollo Sostenible está muy atenta a la progresión de la cabra y a su interacción con los arruis o muflones del Atlas, pues todo hace suponer que las montesas seguirán avanzando hacia el centro de la Región, mientras que los mamíferos africanos también van entrando poco a poco en el Noroeste. Los técnicos de la Consejería están muy pendientes de lo que pueda pasar en Sierra Espuña, donde por ser reserva de caza habría que vigilar con mayor cautela la convivencia entre ambas especies. «La reserva está vallada, aunque la cabra podría acceder y quizá no haya ningún problema, aunque es pronto para saber qué decisiones se pueden tomar». El jefe del Servicio de Caza señala que los espacios naturales que dan cobijo ya a arruis y cabras montesas servirán de prueba para saber qué decisiones hay que tomar en Espuña.

Hasta el momento se procuraba que cabra y arrui no entraran en contacto, y se adoptó la autovía del Noroeste como frontera artificial: al sur de la carretera, los muflones del Atlas, y al norte los machos monteses, de tal manera que cualquier arrui que traspasara los límites era abatido. Con las cabras hubo permisividad y han aprovechado su oportunidad.

La Verdad (Murcia) – Murcia,Murcia,Spain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *