Detectan cadáveres en el Rancho El Aguila

Tuberculosis, probable causa de muerte de cabras

Las enfermedades más comunes en el ganado caprino son mastitis y septicemia. Autoridades ya tomaron muestras de los cuerpos de los animales.

Debido a que por cuestiones de cargas de trabajo, el representante de Sanidad Animal de la Delegación Regional de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación en la Comarca Lagunera (SAGARPA), de apellido Rodríguez no ha podido informar sobre las causas exactas que originaron la muerte de aproximadamente 100 cabras, encontradas en terrenos de las comunidades rurales El Aguila y Rancho Alegre de esta municipalidad, es probable que los decesos de dichos animales se deba a la presencia de tuberculosis en el ganado en general en el Estado de Coahuila.

Durante la mañana de ayer se intentó varias veces lograr una entrevista -vía telefónica- con el funcionario federal, encargado de realizar las investigaciones al respecto, sin embargo su secretaria, se concretó a mencionar que no se encontraba y que tenía mucho trabajo, pero que desde hace un mes ya se habían levantado muestras de varias cabras que habían fallecido en este sector y que solamente él sabía los resultados.

Ante tal situación, investigamos por cuenta propia a través de Internet que las enfermedades más comunes del ganado caprino, se encuentran la mastitis, la pudrición en las pezuñas, la braucelosis, la tuberculosis y la septicemia hemorrágica incluso ántrax, siendo la más cercana que pudieron haber provocado a las chivas de ambas comunidades la de la tuberculosis, enfermedad contagiosa que igual puede ser transmitida de animal a humano y de humano a humano.

Según un estudio producido por el Departamento de Agricultura de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), en una publicación emitida por Internet, explica que si un animal muere sin ser sacrificado para carne deberá eliminarse el cadáver.

Los cadáveres deben eliminarse en las debidas condiciones para evitar la difusión de enfermedades, enterrarse en un hoyo profundo o quemarse.

Después de haber manipulado estos cadáveres, se deben lavar cuidadosamente y desinfectar manos y ropas, informar al veterinario, una descripción sobre el fallecimiento de los animales y de ser posible solicitarle un examen necrópsico (autopsia), para ayudar en el tratamiento del resto del rebaño del “chivero” y evitar que se extienda la enfermedad (epidemia) entre las demás especies en La Laguna.

Claves

Prácticas

Luego de la práctica de las necropsias donde revisaron los hígados de las cabras muertas, además de las vísceras, los veterinarios no lograron establecer la causa de la muerte.

Las chivas muertas son tiradas al aire libre en el monte, donde sirven de alimento para los perros callejeros y lo que pudiera generar diversas enfermedades entre la comunidad.

La mortandad de las chivas, comentaron algunos campesinos, empezó hace algunas semanas, tirándose las primeras de ellas a un costado del panteón del ejido El Aguila.

México: Milenio Torreón – 13 Abr 2007
13-Abril-07

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *