Certificación kosher mueve en Argentina, más de 15 millones de pesos al año

AJN.- El sello involucra a los productos que cumplen con las normas bíblicas y las leyes rabínicas de la comunidad judía. “La palabra kosher significa “apto” en hebreo, y se usa para indicar todo lo que se relaciona con las reglas de alimentación que indica la Biblia”

Pese a los prejuicios y a la necesidad de adaptar ciertos procesos de producción, son cada vez más las empresas que buscan la certificación kosher para sus productos
Ese mercado mueve, sólo en Argentina, más de 15 millones de pesos al año y casi el 80 por ciento de la producción se exporta.

El sello involucra a los productos que cumplen con las normas bíblicas y las leyes rabínicas de la comunidad judía. “La palabra kosher significa “apto” en hebreo, y se usa para indicar todo lo que se relaciona con las reglas de alimentación que indica la Biblia”

Se asegura que “hay muchos pedidos de queso y leche en polvo kosher, que son puntuales, pero significan un buen negocio”. Explicó que en lácteos existen dos niveles: uno es el básico, generalmente relacionado con producciones estandarizadas, y el restante es el denominado “Jalav Israel”, que implica la supervisación de la producción desde el momento del ordeñe.

El queso, a su vez, necesita fermentos y cuajos que también deben ser kosher. A nivel general los puntos a tomar en cuenta son los equipos donde se elaboran los productos, el transporte, el retorno de la condensación de la caldera y la cadena de proveedores.

“Los caminos a seguir son variados. En realidad, hay productos que, por su naturaleza, ya son kosher, pero en otros la complejidad es mayor, como en carnes”. De acuerdo con las leyes bíblicas, los mamíferos deben ser faenados de manera especial, y la carne o sus derivados no puede consumirse junto con la leche.

Los destinos son Estados Unidos, Israel, Brasil, Chile y Uruguay, habiendo demandas especiales durante Pesach o Pascua judía, y que entre las empresas certificadas figuran son Arcor, AGD, Georgalos, Molinos Passerini, Frezzi, Orieta y Dulcor.

El costo de la certificación para productos estandarizados, se ubica entre 2.300 y 2.700 pesos por año, cifras que se incrementan según la complejidad de los procesos.

Itón Gadol – Argentina 10/06/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *