Cada agricultor valenciano tendrá una tarjeta para reducir burocracia en trámites de ayudas

Se gestionan en la Conselleria de Agricultura, cajas rurales y organizaciones agrarias

Todos los agricultores de la Comunidad Valenciana tendrán una tarjeta electrónica en la que constarán todos sus datos. El objetivo de este instrumento informatizado, fruto de la colaboración entre la Conselleria de Agricultura y la Federación de Cajas Rurales, es agilizar los trámites en la gestión de las ayudas agrarias.

Reducir la burocracia. Ese fue uno de los primeros postulados que anunció el conseller de Agricultura, Juan Cotino, al ocupar su cargo, y es una de las premisas del Plan Estratégico Agrario Millorar. Reducir la carga burocrática en toda clase de gestiones entre los agricultores y la Administración, especialmente en lo que se refiere a los trámites de todo tipo de ayudas públicas, que a menudo suelen obligar a que los interesados deban aportar documentaciones y datos que ya habían llevado en ocasiones anteriores.

El resultado es una tarjeta magnética, naturalmente apoyada por un moderno sistema informático, que se ha hecho realidad en virtud de un convenio entre la propia Conselleria de Agricultura y la Federación de Cajas Rurales de la Comunidad Valenciana, que ha pagado su coste de implantación informática: algo más de un millón de euros. La realización práctica ha sido efectuada por el departamento informático de la empresa pública estatal Tragsa.

El conseller presentó ayer esta tarjeta en la sede principal, de Ruralcaja, acompañado por el presidnete de esta entidad, Luis Juares, y por el presidente de la federación de cajas rurales, Cirilo Arnandis.

Simplemente con pasar la tarjeta por un terminal apropiado aparece en pantalla toda la información del agricultor y su explotación que es necesaria para diligenciar las solicitudes de ayudas,

El sistema permite también la digitalización de documentos, de forma que ya no será posible aquello tan consabido de ‘‘le falta aquello…’’ o ‘‘vuelva usted mañana’’. Salvo que se trate de algo realmente nuevo, claro.

Pago único
Agricultura está procediendo a repartir en estos momentos 70.242 tarjetas, correspondientes a los agricultores y ganaderos de la Comunidad Valenciana que serán receptores del llamado ‘‘pago único’’, es decir, la ayuda fija anual en que se han convertido las subvenciones de la UE a sectores como el arroz y otros cereales, ganado ovino y caprino, etc., una vez cumplimentada la última reforma de la PAC y el consiguiente ‘desacoplamiento’, parcial o total, de esas ayudas del hecho mismo de seguir produciendo o no.

A continuación irán entrando en el sistema de las tarjetas todos los agricultores y ganaderos, incluidos también todos los propietarios de tierras, aunque no reciban ni tengan que solicitar ayudas de forma periódica. El plazo final es de tres años.

El conseller puso como ejemplo lo sucedido recientemente con las ayudas por las heladas del año pasado, que exigió un sobreesfuerzo de gestión por parte de todos, señalando que si se hubiera dispuesto ya de un instrumento como este, todo hubiera sido más rápido y sencillo.

Los beneficiarios de estas tarjetas pueden hacerlas operativas y gestionar sus solicitudes de ayudas en cualquiera de las 807 oficinas y sucursales de las 36 cajas rurales de la Comunidad Valenciana, en la conselleria y sus Oficinas Comarcales y también a través de las organizaciones profesionales agrarias.

Las Provincias – Comunidad Valenciana,Spain 21/02/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *