Bruselas recorta 60 millones de € al campo aragonés en plena sequía

El descenso de la producción por la falta de agua para regar reduce las ayudas comunitarias. Las explotaciones maiceras y el sector del forraje para desecar fueron los principales afectados.

A perro flaco, todo son pulgas. La Unión Europea (UE) recortó el año pasado las ayudas al campo aragonés en 60 millones de euros como consecuencia, básicamente, del descenso de la producción que la sequía causó en varios sectores agrarios.

La medida, que agravó, si cabe, las duras consecuencias que la falta de agua tuvo para el campo aragonés, obligó a la DGA a anular a finales de añoLa falta de agua para riego ha supuesto pérdidas para el campo aragonés. créditos por valor de 56 y 3,29 millones de euros, según la documentación remitida por el Gobierno de Aragón a los grupos parlamentarios de las Cortes.

Un informe de la Secretaría General Técnica del Departamento de Agricultura indica que debe darse de baja el primer crédito “al haberse producido a lo largo de todo el ejercicio una disminución de los importes en los pagos imputados al Feoga-Garantía”.

El documento constata que el año pasado se produjo en Aragón “una considerable disminución de la superficie de maíz” –los grandes sistemas de regadío suministraron entre un tercio y la mitad del agua de una campaña normal–, “así como una minoración de la ayuda por hectárea en el pago por trigo duro”. Además, añade, la UE redujo “por primera vez” un 3% las ayudas directas a los agricultores, “lo que ha implicado una minoración (…) aproximadamente de seis millones de euros”.

Por su parte, el sector del forraje dejó de recibir 39 millones de euros por varios motivos: el volumen de género transformado se redujo en 140.000 toneladas y la ayuda se redujo en 28,66 euros por tonelada –pasó de 55,06 a 26,40–. Además, añade, “la parte de la subvención que corresponde directamente a los agricultores comenzará a pagarse el próximo año”.

Los ganaderos de ovino y caprino se vieron también afectados. Las cantidades pagadas por primas se redujeron “como consecuencia de haberse presentado menos solicitudes por parte de los ganaderos y por haberse pagado el 95% de la ayuda a cada beneficiario por las reducciones aplicadas por sobrepasamiento en el límite presupuestario”. En este caso, como en el de los cultivos herbáceos, “se ha aplicado la reducción del 3% por modulación, lo que ha supuesto una minoración en el importe de la aplicación presupuestaria de 1,6 millones de euros”.

Así, concluye el documento, “en unos casos por modificaciones de la normativa comunitaria que han implicado una reducción del importe total de la ayuda a cobrar por los beneficiarios, y en otros, por las propias circunstancias del sector agrario, el crédito de la aplicación presupuestaria debe reducirse, mediante una baja por anulación, en un importe de 56 millones de euros”.

Los otros 3,2 millones que no llegaron a las cuentas de la DGA habían sido inicialmente presupuestados para financiar las ayudas del Plan de Reestructuración y Reconversión de Viñedos, que contaba con una partida de 7,5 millones. Esta última era la “cuantía resultante de las peticiones formuladas en los planes presentados” por los agricultores ante el Departamento de Agricultura. Ante el alud de solicitudes de ayuda registrada en toda España, la UE acabó asignando a Aragón únicamente 5.351.785 euros.

El Periódico (Aragón) – Aragón,Spain (28/03/2006)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *