Bonificaciones en el consumo de agua

El área de Agricultura del Ayuntamiento de Antequera ha llevado a Pleno la aprobación de una bonificación del consumo de agua para todas las explotaciones caprinas del municipio, principalmente las que se encuentran concentradas en la zona sur de El Torcal.

Con esta medida municipal, el consistorio antequerano quiere contribuir a la superación de las pérdidas provocadas en el sector debido a la subida del precio de los piensos, entre otras circunstancias. Así, en una explotación media de 500 cabezas, la bonificación se aplicará aproximadamente sobre 30 metros cúbicos de agua por recibo, a razón de un litro de agua diario por cabra. Para aplicar esta medida se va a modificar la ordenanza fiscal correspondiente y la gestión de la misma se hará a través de Aguas del Torcal y Aguas de los Verdiales.

Por otro lado, la Junta de Gobierno Local del pasado viernes 30 de noviembre aprobó, entre otras propuestas, la solicitud a la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía y al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el estudio de nuevos sistemas de identificación del ganado caprino, como alternativa al bolo rumial, ante la preocupación de los ganaderos del término municipal de Antequera y de toda la comarca.

El sector caprino en el término municipal antequerano tiene una gran importancia económica, sobre todo en la zona sur del Torcal, y en anejos como La Joya, Los Nogales, La Higuera y Villanueva de la Concepción, donde se concentran hasta 70 explotaciones de ganado caprino que suman alrededor de 40.000 cabezas y una actividad económica cifrada en 6 millones de euros, además de ser un importante elemento del desarrollo sostenible.

En estos momentos el sector atraviesa una crisis debido a la subida de precio de los piensos y a la obligación de implantar a los animales el nuevo sistema de identificación electrónica, el conocido como “bolo rumial”. Se trata de un cilindro cerámico de unos 75 gramos de peso y el tamaño de un encendedor que aloja en su interior un microchip que se introduce por la boca hasta el estómago del animal. Los cabreros han mostrado su rechazo al entender que el método presenta problemas como la regurgitación.

En la imagen, un ejemplar de cabra malagueña.
(Foto: www.antequera.es)
Nuestropueblo.net Antequera – Andalucía,Spain12/2007

5/12/2007 – Empresa Antequera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *