Aval científico para la leche de oveja

La sociedad Gaza no ha dudado en recurrir a los más avanzados experimentos tecnológicos y a estudios científicos para avalar algo que ya sabían antes del neolítico los pobladores del área mediterránea: que la leche de oveja tiene mejores propiedades nutricionales que la de vaca y que los humanos la toleran mejor.
Han tenido que pasar 40 años para que los directivos de la central lechera, en esa labor de innovación que han elogiado las autoridades, echarán la vista medio siglo atrás se plantearan qué se consumía en esta tierra entonces y por qué no se comercializa hoy en día la leche de oveja para beber. Este fue el punto de partida para que Gaza haya conseguido poner por primera vez en el mercado leche de oveja de larga duración en tetrabrick, el producto con el que la industria lechera celebra su 40 aniversario y que fue el tema central del acto académico celebrado ayer en el campus universitario de Zamora.

La respuesta al segundo planteamiento -el que no esté en el mercado- ha sido el objeto de la patente mundial tras una investigación llevada a cabo en el campus de Lugo, de la Universidad de Santiago de Compostela: cómo esterilizar la leche de oveja sometiéndola a altas temperaturas (UHT) sin que se coagule. El responsable de la investigación, Sergio Martínez Alonso, expuso el sistema de trabajo, sin entrar en el descubrimiento debido a que aún tiene contrato de confidencialidad con Gaza, propietaria de la patente.

No menos importante fue la investigación encargada a la profesora del departamento de Química Analítica y Bromatología del la Universidad de Salamanca, Concepción García Moreno, para demostrar, tal como expuso en su ponencia de ayer, que la leche de oveja no necesita que se le añada calcio, tienen más proteínas que la de vaca y un elevado porcentaje de ácido linoléico conjugado, que previene la obesidad, los procesos tumorales y aumenta las respuesta inmunes. Su único inconveniente, la grasa, se ha reducido para comercializarla semidesnatada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *