Aumenta compra de productos como queso amarillo o jamón En primer trimestre demanda de alimentos repunta 9%

Mejora en el ingreso aún no es suficiente para recuperar capacidad de ahorro

RAQUEL BARREIRO C.

EL UNIVERSAL

Los venezolanos están sumando un poco más de dinerito en sus bolsillos, y ante esta mejoría en su situación económica muchos han optado por ampliar su canasta de la compra.

Según las cifras que maneja la consultora Datanálisis, durante el primer trimestre de este año el consumo de alimentos repuntó 9% en comparación con el mismo período del año pasado.

“Este crecimiento se podrá mantener estable hasta finales de año. Calculamos que el crecimiento del consumo de alimentos en 2006 será de 8% aproximadamente”, explicó Luis Vicente León, director de la consultora.

El incremento se observa no sólo por el volumen de compras de alimentos, sino también en el número de comidas que realizan los venezolanos cada día.
Mercal ha crecido como alternativa en la compra de alimentos de los venezolanos
(Foto Enio Perdomo/archivo)
En 2003, 34% de la población manifestaba no hacer las tres comidas al día, ahora esta cifra bajó hasta 20%, lo que es indicativo de que mejora la capacidad de compra de alimentos.

“También notamos una mejora en el número de alimentos que se ingieren en cada comida. El año pasado el almuerzo se hacía sólo con tres alimentos básicos, ahora se ha sumado un nuevo alimento, que puede ser granos, vegetales, plátanos o incluso jugos pasteurizados. Antes el consumo de los hogares de menos recursos se concentraba en la ingesta de carne de algún tipo, ya sea pollo o sardina por ejemplo, arroz y refresco”.

También es notorio el cambio en los hábitos del desayuno. Hace un año esta comida estaba conformada por arepa y queso blanco duro o margarina. Ahora se ha añadido a la arepa el jamón, el queso amarillo o alimento para untar.

“En 2003, 54,7% de la población manifestaba haber reducido el consumo de algún alimento, pero para este año la cifra sólo llega a 20%”.

Los numeritos indican que 19,6% de la población asegura haber aumentado su consumo de queso amarillo, y 24% dice haber incrementado la compra de jamón.

Los venezolanos también se han abocado a comprar más productos importados, como cereales, debido a que resultan nuevamente productos de precios muy competitivos.

Pero las mejoras en las ventas no sólo se han notado en el renglón de alimentos. El mercado de las bebidas alcohólicas también refleja importantes incrementos en sus ventas, principalmente en aquellos productos más costosos, como el whisky y el vino. Esto se explica por la mejora en el ingreso de la población.

Todavía insuficiente

Aunque en Datanálisis estiman que a finales de este año la recuperación del ingreso de los venezolanos será de 5%, esta mejoría sólo alcanzará para aumentar el consumo de bienes esenciales, pero no será suficiente para incrementar la capacidad de ahorro de la población o la adquisición de bienes más costosos.

“Lo último que se reduce con la crisis es la alimentación, pero también es lo que más se recupera cuando hay mejoras económicas. En lo que queda de año todavía hay margen para un rango de subida en el consumo de alimentos como la mayonesa, los jugos pasteurizados, el agua mineral, o los quesos fundidos, pero eso no significa que exista suficiente dinero para mejorar otros aspectos del consumo”.

Luis Vicente León explicó que se requiere mayor crecimiento económico, y un mayor traslado de este crecimiento al consumidor, como para que se atiendan otras necesidades no cubiertas como la vivienda, educación e incluso la capacidad de ahorro de la población venezolana.

El Universal (Venezuela) – Venezuela 11/04/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *