Aprovechar mejor el recurso, insta la Sagarpa

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) no puede negar que las actividades agrícola y pecuaria son altas consumidoras de agua, pero lo que se requiere es una mayor coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para hacer más eficiente el uso del líquido, haciendo énfasis en la sustentabilidad, dijo el director del Fideicomiso de Riesgo Compartido (Firco), José Antonio Mendoza Zazueta.

El también encargado de las microcuencas comentó que el agua que llega a los ríos, las presas y las ciudades se genera en las partes más altas; de allí la importancia de atender las microcuencas y el trabajo con los habitantes de las regiones elevadas. “Si empezamos a detener el agua en la parte alta y se evita su desboque se tendrá una mayor conservación de suelos y menor erosión. Nosotros trabajamos en las partes altas desde la conservación de aguas y suelo mediante buenas prácticas agrícolas en las zonas de ladera hasta la reforestación, en estrecha coordinación con la Comisión Nacional Forestal.”

El objetivo del programa de microcuencas, abundó, es que se reconozca el valor que significa retener un metro cúbico de agua o una tonelada de suelo. “Ya se empieza a reconocer eso, pero los habitantes de la ciudad debemos entender que el agua proviene de las partes altas y por eso hay que apostarle a la conservación de suelo y filtración de agua.”

Explicó que en el programa, que atiende mil 400 microcuencas, se han tenido avances muy significativos. Por ejemplo, en la sierra Juárez se han logrado rendimientos de maíz sembrado en ladera de seis a siete toneladas por hectárea y cobertura de suelos; lo mismo en las zonas selváticas de Chiapas y en regiones áridas de Coahuila, donde la precipitación anual es de 250 milímetros ya se logró encauzar el agua que baja de la parte alta y llevarla a la baja y filtrarla para tener una producción de maíz y de ganado ovino excelente.

Sí, insistió, la agricultura es una gran consumidora de agua, pero se puede hacer más para tener mayor eficiencia en su uso, como complementar esfuerzos entre las diferentes dependencias para las tareas de conservación aguas arriba y abajo.

Mendoza comentó que en este año se aplicará un programa ambicioso de entubamiento de canales y atención a pozos de bombeo y zonas de riego en Durango y Zacatecas, donde hay problemas de sequía pero también de agotamiento de los acuíferos por sobrexplotación.

“Siempre he destacado la importancia de las microcuencas porque allí mientras más agua se filtre y más suelo se retenga habrá mayores beneficios para las partes bajas, pero también en el momento en que la sociedad reconozca el valor de los servicios ambientales, los habitantes de las microcuencas tendrían un mejor ingreso del que obtienen por el maíz o por el pequeño hato ganadero”, acotó.

La Jornada (México) – Mexico DF,Mexico 10/03/2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *