Volver al inicio

 

La alimentación del cabrito

Los procedimientos de alimentación del cabrito en su período lactante están condicionados fundamentalmente por el

 sistema de explotación del rebaño, y éste a su vez por el medio ecológico y la raza. Esquemáticamente se pueden agrupar los métodos de alimentación del cabrito lactante de la siguiente forma:

Estos métodos de alimentación no son exclusivos, existiendo procedi­mientos intermedios y combinaciones entre ellos, como fácilmente se puede comprender. 

Métodos de lactancia natural 

En la lactancia natural, el cabrito toma directamente de la ubre de su madre una leche limpia, no contaminada ya la temperatura adecuada, que consume a pequeñas chupadas, lo que asegura

Visite nuestra amplia oferta de moldes para quesos fresco y maduros

www.capraispana.com

 su fácil digestión y asimilación. En todos los casos, es fundamental el pronto ahijamiento de los cabritos recién nacidos para que consuman, sin demora, los calostros debido a las siguientes razones: 

 

Lactancia libre  

Está ligado al sistema de explotación extensiva. En este sistema de explotación la producción fundamental es la del ca­brito de carne criado en lactancia natural. A grandes rasgos su manejo es el siguiente: el rebaño permanece durante todo el año en el monte, salvo en el período de parideras y primeras semanas de lactación, en el cual las foto cabra murciana con cabrito madres se recluyen en rústicos alojamientos durante la noche para amamantar a sus crías, saliendo a pastar con el rebaño por las mañanas. El destete suele realizarse a los 40-45 días, cuando alcanzan un peso en vivo de 10-12 kg. Otras veces la lactación se prolonga hasta los 5-6 meses de vida, puesto que en este sistema el rendimiento lechero es subsidiario del de la producción cárnica, alcanzando pesos en vivo de 30-40 kg. En este manejo de crianza sería necesario adoptar una serie de medidas higiénico sanitarias y mejoras referidas, principalmente, a los alojamientos, alimentación, suplementación y sanidad. 

Lactancia controlada 

El método de lactancia controlada, es el seguido en las explotaciones semiextensivas de ganado cabrío lechero y aunque ofrece diversas modalidades , en líneas generales su manejo es el siguiente. Los rebaños salen a pastar durante el día recogiéndose en las cabrerizas al atardecer. A las cabras, en su primer mes de lactación, sólo se las ordeña una vez al día permaneciendo los cabritos con sus madres desde que éstas llegan del campo hasta la mañana siguiente que salen a pastar. En su segundo, tercer o cuarto mes de lactación, las madres se ordeñan dos veces al día, no haciéndolo a fondo, para que sus crías puedan mamar y alimentarse a base de leche suficientemente. 

Cuando las cabras en lactación no reciben alimentación suplementaria alguna o ésta es insuficiente, el ganadero se ve obligado a no ordeñar y dejar toda la leche para los cabritos o a sacrificar parte de ellos en su primera semana de vida, dejando a cada madre un solo hijo. Este manejo presenta inconvenientes de tipo técnico y económico como son, entre otros: tabla para el manejo de la lactancia natural controlada con destete progresivo y recría

Estos inconvenientes se pueden evitar suplementando adecuadamente las raciones de pastoreo de las madres  y adoptando un manejo de destete progresivo que como ejemplo puede ser la tabla anterior.

Métodos de lactancia artificial

La lactancia artificial se encuentra escasamente desarrollada, practicándose sólo aisladamente en algunas explotaciones intensivas de cabras de leche. Generalmente, el ganadero conoce poco las bases técnicas de la lactancia artificial de la cabra, lo que hace que los resultados obtenidos cuando se practica no sean siempre satisfactorios. Para hacer la lactancia artificial es imprescindible tener unos conocimientos básicos relativos al manejo de los animales, dispositivos y circunstancias que en ella intervienen y que son comunes para todos los métodos:

  1. Separación de los cabritos de sus madres: Los cabritos deben separarse de sus madres en las tres primeras horas de su vida para evitar que tomen querencia, rechacen la lactancia artificial y se provoque una alteración emocional a las madres, pues está comprobado que los cabritos que han mamado de sus madres por espacio de varios días, luego es muy difícil enseñarles a beber en cubo o con biberón.

  2.  Métodos de distribución de la leche artificial : Tres son los tipos de dispositivos que se pueden emplear: 

    •  Recipientes de fabricación casera. Están constituidos por cubos u otros recipientes, generalmente de materia plástica, provistos de tetinas. También pueden ser utilizados recipientes individuales de pococabritos en lactancia artificial con cubo fondo desprovistos de tetinas; en este caso es necesario un aprendizaje para enseñar al cabrito a beber; para. simplificar el trabajo hay ganaderos que sustituyen los recipientes individuales por una canaleta corrida donde se distribuye la leche. Estos distribuidores son muy económicos de coste, pero tienen el inconveniente de que necesitan bastante mano de obra y, además, existe bastante riesgo de contaminación de la leche.

    • Máquinas semiautomáticas. Son recipientes provistos de un termostato y un agitador para mantener constantes la temperatura y homogeneidad de la leche. Las tetinas suelen ir colocadas en la parte baja del recipiente y pueden llevar válvulas que impidan la salida de leche cuando el cabrito deja de chupar. No obstante, aunque con este tipo de máquina la leche se conserva en mejor estado sanitario, la mano de obra necesaria sigue siendo importante, pues debido a la capacidad limitada del recipiente hay que llenarlo con frecuencia.

    • Máquinas automáticas Se puede decir que son verdaderas nodrizas automáticas, que preparan la leche a medida que la van consumiendo los animales, a la concentración y temperatura prefijada a voluntad, según las necesidades. Estas máquinas van conectadas directamente a la red de agua y disponen de una tolva para la leche en polvo, un vaso mezclador, agitadores, resistencia eléctrica y depósito de agua. Completan la máquina los órganos de control y regulación automática, por lo que la mano de obra queda reducida al mínimo.

  3. Edad y peso de destete La alimentación a base de leche natural o con reemplazantes de la leche siempre es mucho más cara que la alimentación después del destete a base de alimentos sólidos, siendo, por tanto, preferible destetar los cabritos lo más precozmente posible. Está comprobado que con un manejo de medio a alto nivel, se puede destetar a los cabritos a los 35-42 días de edad sin graves consecuencias, pues el ligero retraso de crecimiento que a veces se presenta en el momento del destete, es pasajero, y más tarde se recupera rápidamente. También hay que señalar la importancia que tiene el peso de los animales en el destete, realizándose satisfactoriamente éste cuando los animales alcanzan de 8,5 a 10 kg. Los destetes con pesos inferiores a éstos, motivan un claro retraso en el crecimiento del animal del que no se suele recobrar, lo cual limita la práctica del destete muy precoz. Este sistema de manejo no es aconsejable para los cabritos destinados a carne y que se sacrifiquen con pesos vivos superiores, ya que proporciona una tipología poco musculosa y por lo tanto de bajo rendimiento en carne.

Tabla de manejo de lactancia artificial con leche de cabra y destete precoz

tabla de manejo de lactancia artificial con leche de cabra y destete precoz

Tabla de manejo de lactancia artificial con leche de vaca y destete precoz

tabla de manejo de lactancia artificial con leche de vaca y destete precoz

Tabla de manejo de lactancia artificial con lactoreemplazante

tabla de manejo de lactancia artificial con lactoreemplazante

 

 

Fotos y artículo basados en Manual sobre cabras del MAPA