Animales transgénicos insólitos y polémicos

Desde gatos hipoalergénicos hasta conejos gigantes y una gallina que pone huevos con un fármaco para tratar un tipo de cáncer. Hoy existen unas 20 especies creadas por la mano del hombre.

El hombre y su sed de modificación del entorno hacen que existan gatos hipoalergénicos, conejos gigantes para combatir el hambre, y el último invento: una gallina que pone huevos con un fármaco que sirve para tratar un tipo de cáncer. Y claro, no hay que olvidarse de los ya clásicos cerdos fluorescentes que se usarían en la lucha contra el Alzheimer.

La mano del hombre coloca algunos genes de una especie en otra. Así se logra modificar a la naturaleza. Según registros mundiales de organizaciones bioética, ya existen varios animales modificados y algunos, incluso, adquieren el rótulo de “fantásticos”. Como la poco conocida ovecabra, un llamativo animal “creado” en los ’90, mitad oveja mitad cabra. De ella se podría obtener leche de cabra y lana de oveja al mismo tiempo; todo un avance.
Hoy, la empresa Biosidus desarrolló el Tambo farmacéutico para la producción de hormona de crecimiento humano en vacas, y se encuentra en pleno trabajo con gallinas transgénicas mediante un convenio con el Conicet (Argentina).

Usualmente, en los organismos superiores animales o vegetales la información genética se transmite por mecanismos de reproducción sexual; es lo que se conoce como transmisión genética vertical. Sin embargo, hace 20 años se obtuvieron los primeros ratones transgénicos mediante transferencia génica por inyección directa de ADN extraño en un cigoto (célula resultante de la unión del gameto masculino con el femenino en la reproducción sexual) obtenido por fecundación in vitro ; es decir, se trataba de una transmisión genética horizontal, también llamada transgénesis.

Según Lino Barañao, experto en biotecnología y presidente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, “ya son entre 15 y 20 las especies que recibieron el gen de otra”.

A finales de 2006 nacieron en China tres chanchos fluorescentes. Para la creación usaron gen de medusa. Tiene el hocico, el contorno, los ojos, la lengua y las pezuñas en tonos flúo. Igual técnica utilizaron para crear un conejo en 2000 y un mono brillante, un año más tarde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *