Anatomía patológica de la pseudotuberculosis

Sumario

La lesión característica y que da nombre a esta enfermedad “seudotuberculosis” o linfadenitis “caseosa”, es un granuloma que evoluciona a nódulo caseoso o absceso. Tiene asentamiento preferente en los nódulos linfáticos superficiales (linfocentros mandibulares, retrofaríngeo y parotídeo, linfocentro cervical superficial) y profundos, y en los pulmones.

Resumen.

La característica reacción patológica, producida en el curso de esta enfermedad y que da nombre “seudotuberculosis” o linfadenitis “caseosa”, es un granuloma que evoluciona a nódulo caseoso o absceso. En su inicio hay un foco granulomatoso (granuloma seudotuberculoso) integrado por un acúmulo de células epitelioides, neutrófilos y macrófagos sobre un núcleo de células parenquimatosas degeneradas o en necrosis; pero pronto entran en necrosis caseosa.

La estructura definitiva del nódulo seudotuberculoso aparece formada por un (a) centro amorfo y eosinofílico de necrosis caseosa (b) envuelto por una delgada capa de linfocitos, células plasmáticas, algunas células epitelioides y neutrófilos y (c) todo rodeado por una red de fibroblastos. El desarrollo progresivo de la lesión va incorporando nuevas capas, anchas y concéntricas, de necrosis y sucesivas envolturas fibrosas: “nódulo en cebolla”. En un estadio posterior, el tejido necrótico, convertido en caseum reseco y granuloso, transforma su consistencia en pus fluido. Queda así formado el absceso seudotuberculoso.

Con el tiempo, y a través de una fístula abierta en la cápsula conectiva, se evacua el pus contenido. En la oveja la lesión nodular predominante es “lesión en cebolla” (nódulo duro) mientras que en la cabra tiende a ser exudativa (nódulo abscedativo). Los nódulos seudotuberculosos pueden localizarse en cualesquiera órgano y tejido del organismo, no obstante, tienen asentamiento preferente en los nódulos linfáticos, superficiales y profundos, y en los pulmones. En general, se afectan con mucha frecuencia los nódulos linfáticos superficiales de la cabeza (linfocentros mandibulares, retrofaríngeo y parotídeo) y del cuello (linfocentro cervical superficial); más que los asociados con el tercio posterior. Respecto a los órganos internos, el aparato respiratorio es el único sistema en el que las lesiones seudotuberculosas se producen con asiduidad. En la cabra sobre todo, en rumiantes silvestres, y con menos asiduidad en la oveja, la bronconeumonía nodular tiende a ser múltiple.

4 respuestas a Anatomía patológica de la pseudotuberculosis

  • Señores, ¿De qué puede servirle, a un pequeño criador de cabras, por ejemplo, una exposición como esta; que, además de emplear una terminología médica incomprensible para él, no le dice cómo enfrentar la enfermedad?

    Espacios como el de este blog, deben servir para servir, valga la redundancia; y no, para hacer alarde de conocimientos que, lejos de ayudar a los “supuestos” destinatarios, les dejan perplejos /les hacen perder su tiempo.

    Opino que quien no tenga algo útil que decir, debería abstenerse de escribir aquí.

    • Estimado Sr. Pardo ,
      Gracias por la visita y por su comentario.
      El blog está dirigido a un amplio abanico de personas , entre los cuales se encuentran no solo pequeños productores como usted sino también muchos veterinarios, investigadores y estudiantes de veterinaria a los cuales este tipo de artículos les resulta de mucha utilidad .
      Tratando de abarcar la mayor parterre las inquietudes al respecto seguro que dentro de las 1200 entradas publicadas en el blog , seguro que hay alguna que le puede resultar de utilidad o por lo menos de curiosidad .
      Reciba un cordial saludo y si tiene alguna consulta relacionada con cairinos no dude en hacérnosla llegar.

  • Una de mis cabras aborto un cabrito a escasos dias de nacer y tenia en su cuellito dos nodulos en forma de rinon, muy grandes eran duras y por supuesto a los 5 minutos murio. que seria eso que tenia?

    • Hola María,
      Seguramente será un problema de falta de Yodo de las madres .
      Vigile los niveles de este microelemento en la alimentación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *