Alonso defiende los productos agrarios como motor para el desarrollo rural

La consejera acude a la feria de Carbajales, donde se dieron cita 120 sementales de ovino La lluvia obliga a suspender actos y modificar las actividades

PAZ FERNÁNDEZ

Carbajales de Alba se convirtió ayer en un importante centro de promoción de productos de la tierra procedentes de las comarcas de Alba, Aliste y Tábara, complementados con el carácter transfronterizo que aportaba la presencia de productores de Tras Os Montes. La feria contó con la asistencia, entre otros, de la consejera zamorana de Administración Autonómica, Isabel Alonso, quien defendió la promoción de este tipo de ferias y productos para el desarrollo del medio rural.

Más de una veintena de puestos instalados en un pabellón del municipio conformaban la parte agroalimentaria de la Feria de San Miguel que cada año se celebra en Carbajales de Alba, y que en esta edición incluía por primera vez la promoción de productos gastronómicos, artesanos y de alfarería de la zona, además del tradicional concurso de ganado ovino selecto de raza castellana que se ha convertido en una cita imprescindible para los ganaderos de los alrededores.

Del mismo modo, en las afueras del pabellón otra media docena de puestos se encargaban de recibir a los asistentes con dulces típicos que todos pudieron adquirir.

Desde primera hora de la mañana los participantes aparecieron en la pradera donde se celebraba la parte ganadera de esta feria hasta llegar a reunir 120 ejemplares de sementales de ovino de raza castellana que participaban en el concurso y que, una vez entregados los correspondientes premios del certamen morfológico, entraron a formar parte de la venta libre, directa con el ganadero, que se celebró en el mismo lugar.

La incesante lluvia obligó a la organización a suspender algunas de las actividades previstas al aire libre como la demostración del esquileo tradicional y moderno, y también a modificar algunas de las actuaciones de los grupos de folclore, que se vieron obligados a refugiarse en el pabellón.

Poco a poco, la feria fue recibiendo la presencia de múltiples asistentes, aunque en esta ocasión tuvieron que conformarse con un menor número de visitantes debido a la climatología, una circunstancia que no mermaba la ilusión de alcalde del municipio, Manuel Prieto, que reconocía el gran esfuerzo que se había realizado para sacar adelante la celebración. «Este es el primer año en el que se celebra la feria agroalimentaria, es caro, pero hemos apostado fuerte porque es importante dar impulso a la raza castellana y al resto de productos de la tierra que están aquí presentes».

Isabel Alonso se refirió a la «importancia y necesidad» de seguir apostando por este tipo de ferias en las que se une el carácter ganadero con el agroalimentario y que ayudan a la promoción tanto de los productos de estas comarcas zamoranas como de Tras Os Montes.

Alonso indicó que este tipo de ferias responden a los objetivos marcados por la Junta de Castilla y León de preocuparse tanto de la calidad de los productos como de la difusión de los mismos y que lleguen a todo el mundo. Asimismo habló de la importancia de estas ferias para el desarrollo rural y reafirmó la intención del Gobierno regional de «seguir apoyando estas celebraciones para fomentar la promoción de los productos de a tierra».

Concurso

Además del concurso morfológico y la promoción de productos agroalimentarios, esta edición estuvo complementada con otras actividades como las visitas a los talleres artesanos donde se realizaron demostraciones de artes y oficios tradicionales.

La música y el colorido tampoco faltaron y, aunque en un espacio reducido, decenas de jóvenes ataviados con los trajes regionales realizaron diferentes actuaciones de música popular hispanolusa donde tampoco faltaron los gaiteros, dulzaineros y tamborileros de Aliste y Portugal.

A pesar de que la presencia de gastronomía para su degustación y compra fue un gran complemento, el gran atractivo de la esta jornada fueron las 120 reses sementales de ovino castellano de 60 ganaderos que optaban a diferentes premios como mejores ejemplares. Se repartieron hasta un total de diez premios que dieron paso a las actividades de compra libre.

El Norte de Castilla – Castilla y León,Spain 05 / 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *