Al menos diez países dejaron de comprar carnes argentinas

Chile, Brasil, Perú, Israel, Uruguay, Paraguay y Sudáfrica también cerraron sus fronteras. Pero fue Colombia quien impuso la restricción más severa.

Los perjuicios por la detección de aftosa en Corrientes se multiplicaron ayer y se acrecientan los daños comerciales para el país. Rusia, el principal comprador de carne vacuna, Israel, Sudáfrica, Paraguay, Guatemala y Colombia se sumaron a Brasil, Chile, Perú y Uruguay en la suspensión de sus importaciones de la Argentina.
En el caso de Rusia, por el momento las restricciones se circunscribirían al ganado proveniente de la provincia de Corrientes, de acuerdo con lo señalado por fuentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).
El año pasado, según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec), las exportaciones de carnes y preparados se incrementaron en especial por las ventas de carne bovina deshuesada congelada hacia Rusia, además de la refrigerada a Chile y Alemania.
La restricción más fuerte se impuso en Colombia -que importó 117 toneladas de carne vacuna en 2005. Allí, las autoridades cerraron por seis meses las importaciones de carne y ganado bovino, ovino, caprino y porcino proveniente de nuestro país. Además, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) prohibió el ingreso vísceras y menudencias crudas, cueros y pieles sin curtir, y lanas sin lavar ni desgrasar, entre otros productos.
La medida también restringe el ingreso al país de semen y embriones de los animales susceptibles de padecer esa enfermedad, y suspende los trámites para las importaciones de esas especies y productos que “”no hayan sido utilizados a la fecha de publicación de la resolución””.

EFECTO DOMINO

En Paraguay, Hugo Corrales, director del Servicio de Salud y Calidad Animal, afirmó que “”la medida de urgencia significa la prohibición de ingreso de animales, productos y subproductos de origen vacuno desde Corrientes””. “”Además se procederá a la desinfección de vehículos provenientes de aquella zona””, acotó.
Guatemala, que compra relativamente poca carne ya que se abastece de Nicaragua y Estados Unidos, determinó “”suspender las importaciones de carne bovina procedente de la Argentina, para evitar que la hacienda guatemalteca pueda ser contaminada con esa enfermedad””, anunciaron las autoridades zoosanitarias.
Por otra parte, Uruguay, además de retringir el ingreso de hacienda y carne argentina, también dispuso un fuerte operativo de control en sus fronteras con la instalación de barreras sanitarias y la movilización de sus fuerzas de seguridad. En Chile volvieron a extremar las medidas de seguridad y en Brasil ampliaron las restricciones (como se informa por separado).
Frente a esta situación, el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC, por su sigla en inglés) reclamó en una carta a Felisa Miceli que deje sin efecto el recién creado Registro de las Operaciones de Exportación (ROE), que restablezca los reintegros y reduzca las retenciones a las ventas externas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *