5 consejos para evitar que se endurezcan demasiado los quesos durante la maduración

Aquí tienes 5 consejos para evitar que se endurezcan demasiado los quesos durante la maduración:

  1. Mantén la humedad adecuada. La humedad es un factor clave en la maduración del queso. Si la humedad es demasiado baja, el queso se secará y se endurecerá. Si la humedad es demasiado alta, el queso se volverá mohoso. El nivel de humedad ideal para la maduración del queso es del 70 al 80%.
  2. Mantén la temperatura adecuada. La temperatura también es importante para la maduración del queso. Si la temperatura es demasiado alta, el queso se madurará demasiado rápido y se endurecerá. Si la temperatura es demasiado baja, el queso madurará demasiado lento y no desarrollará su sabor completo. La temperatura ideal para la maduración del queso es de 10 a 15 grados Celsius.
  3. Gira el queso con regularidad. Girar el queso con regularidad ayudará a que se distribuya uniformemente la humedad y la temperatura. Esto ayudará a evitar que el queso se seque y se endurezca en un lado.
  4. Reduce la humedad en el aire. Si la humedad en el aire es demasiado alta, el queso se volverá mohoso. Puedes reducir la humedad en el aire envolviendo el queso en papel de cera o papel pergamino.
  5. Mantén el queso limpio. Limpia el queso con regularidad para eliminar cualquier resto de moho o suciedad. Esto ayudará a prevenir que el queso se contamine y se endurezca.

Siguiendo estos consejos, podrás evitar que tus quesos se endurezcan demasiado durante la maduración.

Si quieres aprender a distancia a hacer quesos en tu casa escríbeme un mail a info@listantfromager.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *