2.200 euros por alimentar a perros con un cadáver de cabra

La Consejería de Ganadería del gobierno de Cantabria ha impuesto esta multa a un ganadero por mantener también a otros animales en un estado deplorable. La explotación ganadera está ubicada en el municipio de Liencres.

Amelia Tornero

La Consejería de Ganadería ha impuesto multas por un importe total de 2.200 euros a un ganadero por alimentar dos perros de su propiedad con el cadáver de una cabra, tener dos gatos alojados en el interior de una jaula sucia y de pequeñas dimensiones, y mantener su explotación de ganado en un estado deplorable.

El expediente recoge que el ganadero alimentó, el día 10 de diciembre de 2006, a dos perros con el cadáver de una cabra, “con el riesgo higiénico sanitario que dicha práctica conlleva, ya que se desconocen las causas de la muerte de dicho animal”, indica la resolución.

Asimismo, en la misma denuncia cursada por el SEPRONA de la Guardia Civil, quedó constancia de las condiciones en las que se encontraban las instalaciones en las que el ganado convivía con todo tipo de escombros, material de obra, tejavanas, listones, tuberías, etc, ubicadas en el paraje conocido como ‘La Juntana’, perteneciente a la localidad de Liencres.

Por otro lado, según consta en Consejería de Ganadería, en las actas de 20 de julio de 2006, de 2 y 23 de octubre, y de 18 y 19 de diciembre del mismo año, ha quedado acreditado que el interesado omitió los análisis y pruebas de detección de las enfermedades a que deben someterse los animales que no se destinen a consumo humano.

La resolución considera estos hechos constitutivos de infracciones en varios grados a la Ley de Protección de los Animales de Cantabria.

Agroprofesional.com – Spain 23/06/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *