15.000 tn de cítricos españoles serán alimento para ganado

La consellera de Agricultura, Maritina Hernández, anunció ayer que su departamento tiene previsto retirar del mercado en fresco un total de 15.000 toneladas de cítricos de bajo calibre para destinarlos a la alimentación de ganado.

Con esta iniciativa, en cuya puesta en marcha el Consell invertirá 1,6 millones de euros, se persigue un doble objetivo: por una parte, descongestionar de la fruta de menor condición los canales del comercio citrícola en fresco para revitalizar así las cotizaciones en el campo y, de otro lado, proporcionar sustento alimenticio a la cabaña valenciana a fin de ahorrar costes productivos a los ganaderos, un sector que se enfrentan a una dura crisis motivada precisamente por el encarecimiento de los piensos a raíz de la escalada de precios de los cereales como consecuencia, a su vez, del auge de los

biocarburantes.
Del envío de agrios para alimentación del ganado podrían beneficiarse un total de 2.642 explotaciones de la Comunitat Valenciana, de acuerdo con las estimaciones que maneja la propia Generalitat.
La consellera Hernández se reunió ayer con los dirigentes de las organizaciones agrarias y ganaderas para analizar los graves problemas de este colectivo y plantear soluciones. Además, de la mencionada retirada de 15.000 toneladas de agrios, que la Conselleria pretende llevar a cabo antes de que concluya el año, los representantes de la Unió de Llauradors-Coag propusieron que la paja del arroz se utilice como alimento para el ganado rumiante y que la Generalitat se encargue de sufragar el coste del transporte de dicho producto desde las zonas arroceras hasta las granjas. Préstamos Otras de las peticiones planteadas por los representantes de los ganaderos consiste en el establecimiento de una línea de préstamos a interés cero con un año de carencia para paliar la falta de liquidez de las explotaciones, según informó ayer la Unió de Llauradors.

Mientras tanto, las noticias que siguen llegando sobre la situación de la ganadería valenciana resultan cada vez más inquietantes. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) denunció ayer que el 80% de las granjas de ovino-caprino «han sido puestas a la venta y si no cierran es porque no pueden vender el ganado». Según la citada organización, el precio de venta del cordero «se ha reducido una tercera parte» en los últimos seis meses, al tiempo que los costes para la cría de este animal han aumentado un 40%. A lo largo de los últimos cinco años, se han visto obligadas a cerrar el 50% de las granjas de caprino, el 47% de las de ovino y el 32% de las explotaciones mixtas.

autor: S. Carbó, Valencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responde correctamente para comprobar que eres una persona: *